English Español

Comprender la seguridad del WiFi gratuito en el aeropuerto

Los principales aeropuertos internacionales, como el Aeropuerto de Corvera de Murcia, ven pasar cientos de miles, si no más, de pasajeros por las terminales todos los días del año. Los aeropuertos más pequeños también ven una buena cantidad de viajeros aéreos que van y vienen. Todos los viajeros confían en una conexión WiFi estable y segura para hacer sus negocios entre destinos, o pasar el tiempo mientras esperan su próximo vuelo.

El WiFi gratuito en el aeropuerto, como todas las redes WiFi públicas, a menudo se da por sentado. Si bien la mayoría de las personas esperan contratiempos o retrasos ocasionales cuando viajan en avión, es justo decir que casi nadie esperaría ser víctima de un delito cibernético durante su viaje.

La conexión a redes públicas plantea riesgos que los viajeros deben tener en cuenta, incluso si utilizan el WiFi del aeropuerto para tareas básicas como acceder a la información de los vuelos, leer correos electrónicos o navegar por la web. A pesar de esto, Norton, una conocida marca de seguridad, realizó una encuesta que encontró que el 60% de las personas no toman las medidas de seguridad adecuadas cuando usan WiFi público. El 38% de los encuestados expresó su falta de confianza en la seguridad de sus datos personales, lo que enfatiza aún más la importancia del tema.

Si bien conectarse a redes WiFi no seguras es más riesgoso que conectarse a una red segura y protegida con contraseña, comprender algunas medidas y precauciones de seguridad clave ayudará a preservar sus datos y mantenerlo más seguro. En este artículo se describen algunos puntos clave y prácticas recomendadas para mantenerse seguro mientras usa WiFi en el aeropuerto.

¿Cuáles son los riesgos de usar WiFi gratuito y no seguro?

Los aeropuertos están bien equipados para manejar la seguridad física de los viajeros, pero la conectividad WiFi incorporada a menudo se considera un lujo conveniente. Como tal, la seguridad digital a menudo pasa a un segundo plano en comparación con los rígidos controles de autorización de seguridad entre la terminal y las distintas puertas.

Incidentes de alto perfil como el hackeo del aeropuerto de la ciudad de Londres han hecho que sea aún más urgente para los viajeros y los aeropuertos ejercer una conciencia cibernética básica. Estos son solo algunos de los riesgos al usar WiFi gratuito o público sin los controles adecuados:

Robo de identidad: A través de tácticas de intermediario (MITM, por sus siglas en inglés) o interceptando datos enviados a través de redes no seguras y no cifradas, los piratas informáticos pueden robar información ingresada en un servidor público, desde nombres y direcciones hasta números de teléfono y de seguro nacional.

Filtraciones de datos: Toda la infraestructura WiFi de una organización puede cerrarse a la fuerza a través de una amenaza interna o externa. Las filtraciones de datos están aumentando en volumen y muchas organizaciones implementan estrategias para aislar y contener las amenazas mientras gestionan sus respuestas.

Suplantación de identidad: Los actores maliciosos pueden crear páginas web fraudulentas que parecen inocuas e inofensivas, pero una vez capturadas las identidades de los usuarios y las credenciales de inicio de sesión, pueden apoderarse de las cuentas y restringir la recuperación de las mismas.

Robo de información bancaria o de tarjetas de crédito: El WiFi no seguro puede permitir la interceptación y el robo de información financiera más fácilmente al realizar transacciones o transferencias entre cuentas.

Compromiso del correo electrónico empresarial (BEC): Los correos electrónicos pueden verse comprometidos y utilizarse de forma fraudulenta para los viajeros de negocios que utilizan la red WiFi.

Phishing e ingeniería social: Los atacantes pueden engañar a los usuarios para que divulguen información personal a través de correos electrónicos o mensajes de texto de remitentes «legítimos», o animar a los usuarios a hacer clic en enlaces, sin darse cuenta del peligro.

Infecciones de malware: Puede ocurrir la descarga de aplicaciones o archivos para acceder al WiFi del aeropuerto. Las descargas sospechosas ocultan malware que da a los malos actores acceso a los dispositivos y a los datos almacenados en ellos.

Cómo mantenerse más seguro al usar el WiFi público del aeropuerto

Mantenerse seguro mientras está conectado a una red WiFi del aeropuerto requiere algunos pasos esenciales. De todos los millones de viajeros diarios en todo el mundo, las posibilidades de sucumbir a un ataque cibernético pueden ser bajas en el esquema de las cosas. Sin embargo, es importante mirar más allá de la comodidad del WiFi gratuito; Si bien puede proporcionar un respiro del uso de datos móviles limitados, la seguridad siempre debe ser lo primero.

Esto es todo lo que necesita saber sobre cómo mantenerse más seguro en una red WiFi gratuita del aeropuerto:

No te unas automáticamente a una red nueva y gratuita. Desactiva la función de conexión WiFi automática disponible en tu dispositivo. Algunos se pueden configurar, de forma predeterminada, para unirse a las redes WiFi disponibles si están dentro del alcance, pero esto debe desactivarse en un aeropuerto concurrido y otras áreas públicas. Si te conectas a una red WiFi del aeropuerto, confirma la red correcta con el personal del aeropuerto y pídeles que te indiquen más pasos de conexión.

Implemente un software antivirus. Con la aparición de amenazas cibernéticas, los proveedores de antivirus actualizan continuamente su software. Todos los dispositivos con los que viaje deben tener instalado un software antivirus actualizado, donde los archivos infectados o sospechosos puedan ser escaneados, aislados y contenidos sin interrumpir su experiencia.

Usa un administrador de contraseñas. La mayoría de las personas tienden a reutilizar contraseñas en una amplia gama de cuentas y sistemas. Es aconsejable salir de este hábito, ya que muchos ataques cibernéticos ocurren debido a contraseñas débiles; con tres de cada cuatro personas en riesgo de ser hackeadas. Considere usar una herramienta de administración de contraseñas para crear contraseñas seguras y complejas para cada cuenta que tenga en su dispositivo, utilizando una combinación de letras, números y caracteres especiales para que sean casi imposibles de descifrar. La mejor parte es que la herramienta recuerda tus contraseñas por ti.

Aproveche las ventajas de MFA. Además de reforzar las contraseñas, refuerce la seguridad con MFA (autenticación multifactor). Solicite que se envíe un código de verificación por correo electrónico o mensaje de texto para notificar la necesidad de autorizar un intento de inicio de sesión, independientemente de si está conectado a la red Wi-Fi o no. En caso de que haya actividad maliciosa en marcha, MFA garantiza que solo su(s) dispositivo(s) de confianza(s) pueda(n) verificar un intento de inicio de sesión.

Utiliza herramientas de navegación seguras. Las herramientas de seguridad digital le ayudan a evitar sitios web maliciosos y fraudulentos o que carecen de certificados de seguridad recomendados como SSL/TLS. Estas herramientas le alertan de un sitio o aplicación potencialmente dañinos, lo que le permite verificar su validez antes de decidir si continuar o no.

Invierte en una VPN. Las VPN (redes privadas virtuales) cifran los datos que envías a través de WiFi, lo que hace casi imposible que terceros intercepten tu actividad, escuchen o encuentren tu dirección IP. La mayoría de los ciberdelincuentes buscan objetivos de explotación fáciles disponibles para ellos, y su VPN significa que es menos probable que dediquen tiempo a crear recursos intrincados para eludir los servidores cifrados.
Usa un punto de acceso móvil. Las conexiones de datos móviles son, según hallazgos recientes, predominantemente más fuertes que las redes WiFi públicas no seguras. Por lo tanto, si puede ahorrar los datos de la asignación de su proveedor, configure un punto de acceso a través de su teléfono y comparta esos datos con el dispositivo al que necesita acceso WiFi. Tendrás exponencialmente más control sobre su uso.

Los aeropuertos ofrecen WiFi público y accesible a los viajeros como un servicio para que sus viajes y escalas sean más fáciles y menos extenuantes. Sin embargo, la responsabilidad de mantener la seguridad no debe recaer exclusivamente en los viajeros.

Responsabilidad en la gestión de redes WiFi

Aquellos que administran la red WiFi deben permitir una evaluación y revisión constantes, para garantizar la estabilidad y la confiabilidad. Esto debería implicar la supervisión de los puntos de acceso no autorizados, el aislamiento y la segmentación de las redes para los pasajeros y el personal, la mejora del cifrado y la aplicación de parches a la infraestructura, por nombrar sólo algunos. En última instancia, los aeropuertos, como cualquier otra organización, deben mantener un grado de responsabilidad y responsabilidad en lo que respecta al uso de la red WiFi. Lo mismo se aplica a nosotros en el Aeropuerto de Corvera Murcia; Si bien hemos sido reconocidos por las principales aerolíneas del mundo por nuestros procedimientos de seguridad, eso no nos exime del derecho a estar preparados digitalmente y ser transparentes.

No hay duda de los riesgos que existen al usar redes WiFi públicas no seguras, en un aeropuerto o en cualquier otro entorno. Sin embargo, si se toman las precauciones anteriores, el uso del WiFi en el aeropuerto puede ser una experiencia segura y sin estrés. Una pequeña cantidad de atención y preparación adicionales pueden permitirle utilizar cualquier aeropuerto o red WiFi pública con confianza, lo que le permite realizar sus actividades sin interrupciones ni preocupaciones.

The post Comprender la seguridad del WiFi gratuito en el aeropuerto appeared first on Corvera Airport Travel.

English Español